Bienvenidos/as

Gracias por compartir mi blog. Espero que encuentren acá, alguna información de su interés.

Datos personales

Mi foto
Soy profesor universitario. Trabajo por el desarrollo de Cabañas, un departamento de El Salvador, muy bello, pero también donde hay mucha pobreza, especialmente en lo educativo y cultural. Soy planificador educativo y trabajé por muchos años como director y coordinador de proyectos sociales. Me considero una persona con una visión amplia que trata de valorar lo positivo de cada quien.

jueves, 8 de marzo de 2012

OTRO MARZO CON ELECCIONES EN EL SALVADOR



LOS QUEBRACHOS EN EL DEPARTAMENTO DE CABAÑAS  





















NUESTRO MUNDILLO POLÍTICO

LAS MISMAS CARAS TRAS LA  GUAYABA EN LAS ELECCIONES DEL 11 DE MARZO

Candidatos a diputados 

Dentro de la totalidad de candidatos que participarán en las próximas elecciones existen personas que han pasado ya muchos años en los puestos de diputados y su papel ha sido de muy poca relevancia para responder a los intereses del pueblo.
Recuerdo a manera de ejemplo, un señor originario del Departamento de Cabañas que fungió como diputado representando al departamento, que por varios períodos fue Presidente de la Asamblea Legislativa y sigue ahora como diputado. Que yo sepa, tal señor nunca realizó algo trascendente a favor de aquel departamento.
En ese caso y en tantos más, qué sentido tiene elegir funcionarios por un departamento si no van a trabajar en beneficio del territorio por el que salen electos. Daría lo mismo elegir para una plancha nacional los 84 diputados.
La mayoría de los diputados actuales tampoco ha respondido a los intereses del pueblo, sino a los intereses de las cúpulas partidarias; y por lo tanto, muchos de ellos no merecen ser reelegidos.
Si no, veamos su actuación en el caso de las reformas electorales a raíz de las sentencias de la Sala de lo Constitucional en las que al final, se impuso la conveniencia de los partidos y sus cúpulas, al aprobar decretos de ley que no satisfacen totalmente las aspiraciones de la sociedad civil. Y no digamos en el caso de la tan ansiada ley de partidos políticos que no avanza en lo mínimo, pues están de por medio los intereses de los partidos para seguir manipulando al Tribunal Supremo Electoral, para no declarar la proveniencia de los fondos que dedican a las millonarias campañas, etc.
Todos los diputados que terminarán su período en abril próximo, fueron designados por las cúpulas de los partidos y colocados en las primeras plazas de las listas departamentales y si el partido ganaba en un departamento,  ganaban ellos.  Y esa filosofía se mantiene para las próximas elecciones, cuando en las papeletas de votación las banderas partidarias siguen teniendo preeminencia.
Veremos si algo excepcional pasa en las elecciones del próximo domingo.  Yo me atrevo a predecir que  muchas de esas mismas caras y otras nuevas que ocupan los primeros lugares de los listados  partidarios serán electas.  Y ello será el resultado por un lado, de la decisión casi total que tiene la cúpula partidaria y en segundo término, debido a que existe una gran cantidad de población analfabeta y sin criterio político que ha votado tradicionalmente por la bandera y que seguramente hará lo mismo esta vez.
Si existiesen las primarias en los partidos en las que los electores seleccionaran a los candidatos con mayor popularidad en los territorios habría una legitimidad para los mismos. Pero para mientras eso no suceda los candidatos seguirán siendo los amigotes de las cúpulas partidarias. 
Lamentablemente la novedad que eran los candidatos no partidarios no ha podido ser una alternativa viable, debido al mismo boicot de los partidos políticos al establecer condiciones demasiado onerosas para su participación.

Candidatos a Concejos Municipales

En cuanto a los Alcaldes y Concejos Municipales es muy probable que el pueblo tenga más de lo mismo. Por un lado, porque existen grupos poblacionales fuertes en los municipios afines ideológicamente a los partidos que ya gobiernan. Y esa búsqueda de afinidad política y apoyo para el voto,  ha sido parte del trabajo que han desplegado los concejos municipales durante su período, de varias formas. Primero, destacando el color de su bandera en los bienes municipales y hasta en los uniformes de los policías y personal de servicio. Segundo, saludando con sombrero ajeno, al presentar como propias, actividades que se realizan con fondos municipales en apoyo a grupos como personas de la tercera edad, socorro a los afectados por desastres naturales, etc. Tercero, utilizando a muchas asociaciones comunales o ADESCOS como un mecanismo que vela y trabaja por el partido en forma permanente en las colonias, los cantones y caseríos.  Muchas de las asociaciones comunales son organizadas por la misma municipalidad, que a la vez se encarga de otorgarles personalidad jurídica, de acuerdo a lo establecido en el Código Municipal que es ley de la República.
Pero además de la parte ideológica, una variable que es fundamental para explicar el apoyo electoral durante varios períodos, a la persona que funge como alcalde o alcaldesa, es la persistente campaña velada y no  tan velada que tales autoridades ejercen sobre la población en forma permanente. Lo anterior, con la complicidad del supuestamente árbitro que es el Tribunal Supremo Electoral que sólo parece tener vida en el período formal establecido para las elecciones.
De todos es conocido, cómo la fotografía del alcalde o alcadesa aparece en forma permanente, ya sea para anunciar una obra desde que se licita en los periódicos, cuando está en construcción, cuando se colocan las famosas pancartas en la zona del proyecto y no digamos cuando se inaugura.
Con artimañas como las señaladas, no sólo se gasta el dinero de los contribuyentes innecesariamente, sino que se utilizan los recursos del estado para atribuirle al jefe edilicio todos los logros, como si él o ella hubiera hecho determinada obra con su propio esfuerzo y su dinero y no como parte de las funciones que se le han encomendado.
Las anteriores, son prácticas que debieran estar prohibidas por ley y no sólo en el caso de las autoridades locales sino también para el mismo Presidente de la República y sus ministros.
Bajo tales modalidades de campaña permanente, ¿cómo puede competir y ganar una elección municipal en las mismas condiciones, un ciudadano o ciudadana que sea capaz,  inteligente y honesto, pero que no ejerce el gobierno municipal, ni cuenta con el apoyo monetario de los grupos de poder económico y de los grandes partidos políticos?
De ahí que para tratar de ganarle a un jefe edilicio en funciones que compite por un nuevo período, los candidatos contendientes deben prepararse con cantidades exorbitantes de dinero y de trabajo voluntario de los militantes del partido. Este ha sido el caso del candidato del Frente en San Salvador que ha hecho campaña desde hace un año y ha tenido a la disposición recursos por parte de su partido y de fuentes que nunca saldrán a la luz y que pueden significar muchos millones de dólares.
Volviendo al caso de personas que tienen mucho tiempo de ejercer los cargos públicos, yo he sostenido siempre,  que después de varios períodos en el gobierno, los funcionarios por un lado han aprendido muchas mañas y por otro, han establecido verdaderas argollas a su alrededor que de continuar con ellos por más tiempo, la gestión se estanca y no afloran nuevas ideas y nuevos ánimos para darle respuesta a la  gente en sus verdaderas necesidades.
Estamos a escasos tres días para saber qué pasa con tanto candidato y candidata que ha hecho de la política su modo de vida, por obra y gracia de las maquinarias electorales y la compra de voluntades de un pueblo mayoritariamente atrasado en el campo educativo y en materia política.
Sin embargo, esperamos que el pueblo escoja a los mejores candidatos, demostrando una vez más su sabiduría a la hora de emitir su voto. 



 
VEN AL ATARDECER

Ven a mi casa al atardecer
cuando la neblina se esparza
muy lenta, con su tenue manto
y te  invitaré a una copa
del guaro de nuestros ancestros.

Ven a mi casa al atardecer
cuando emiten los grillos
sus lamentos más graves  
y se esparce el aroma
del jazmín y de las gemelas.

Ven a mi casa al atardecer
cuando cruzan el cielo
las bandadas de palomas
y te mostraré el refugio
de las primeras estrellas.

Ven a mi casa al atardecer
cuando Venus y Júpiter
brillan más junto a la luna nueva
y se esconden muy pronto
entre los cerros.

Ven a mi casa al atardecer
cuando sopla más la brisa
entre el vaivén de las ramas
y te confiaré mis cuitas
más íntimas y más sentidas.

Ven a mi casa al atardecer
cuando aflore el silencio
en todas las esquinas
y desaparecerán tus dudas
y  todas tus ansiedades.

Ven a mi casa al atardecer
cuando al oír tu voz,
se silencien los cenzontles
y se ilumine más el cielo
con la luz de tu presencia.

Ramiro Velasco, marzo de 2012


 
NUESTRAS INDIAS BONITAS
(En el día internacional de la mujer)

Unas dos terceras partes de las mujeres salvadoreñas llevan en su fisonomía características de nuestros ancestros indígenas, lo cual sería motivo de orgullo, de no ser por las ideas metropolitanas que por mucho tiempo hicieron creer que la belleza tenía que ver sólo con los rasgos de la raza blanca.
Aún entre las indias puras, sin duda que hubo siempre mujeres bonitas; de lo contrario, el mismo Hernán Cortés no se hubiera prendado de la famosa Malinali Tenepal o Malintzin, en lengua indígena y Malinche  o Doña Marina para los españoles.
Otra representación que es parte de la acendrada cultura mexicana y centroamericana y que destaca los rasgos mestizos, pero sobre todo indígenas, es la figura de la Virgen de Guadalupe. Debo confesar que de jovencito tal imagen me inspiró para escribir un poema en el que exaltaba la sencillez, la dulzura y el encanto de aquella virgen muy nuestra.
Existen zonas de nuestro país  en donde abundan las mujeres con los rasgos indígenas mayormente de origen pipil y maya en menor cuantía, a pesar del elevado mestizaje que ha sufrido el país. Me refiero a municipios de los departamentos de Sonsonate, Ahuachapán, Santa Ana, La Libertad, San Salvador, Cuscatlán, San Vicente y La Paz.
Y es que los rasgos físicos de nuestros ancestros pipiles y mayas desde mi punto de vista (pues este aspecto no se ha estudiado mucho en el caso salvadoreño) difieren ligeramente de otros grupos importantes como el de los lencas. Se puede afirmar que la población con ascendencia maya- pipil es de estatura relativamente baja, cabello negro, nariz aguileña y ojos más café que negros.
En la época actual se han superado casi totalmente la actitud de cierto complejo de inferioridad de los ascendientes indígenas, fruto del ataque indiscriminado llevado a cabo por los grupos dominantes desde la Colonia hasta la primera mitad del siglo veinte y a la que hemos hecho amplia referencia en otros escritos.
Las muchachas salvadoreñas con rasgos indígenas son muy hábiles, despiertas, inteligentes y atractivas y se abren paso cada día más, conforme logran mayores niveles educativos y un mejor nivel de vida.
Los entes encargados de la cultura a nivel nacional y local debieran apoyar decididamente las tradiciones en las que se pone de manifiesto lo indígena, como es el caso de los niños y niñas que se visten de indios en las fiestas guadalupanas, los concursos de la india bonita, los festivales de grupos autóctonos indígenas y aquellas celebraciones organizadas por las cofradías que se niegan a ser eliminadas totalmente por el modernismo.
Pero sobre todo, se debiera dar prioridad a proyectos que apoyen a comunidades indígenas para salir de la pobreza, aprovechando el desarrollo turístico de zonas como la Ruta de las Flores y la nueva etapa del Fomilenio en los departamentos de la Zona Paracentral.



 POR FAVOR, CONTESTE LA PREGUNTA QUE SE FORMULA A CONTINUACIÓN. SU OPINIÓN ES MUY IMPORTANTE. GRACIAS.