Bienvenidos/as

Gracias por compartir mi blog. Espero que encuentren acá, alguna información de su interés.

Datos personales

Mi foto
Soy profesor universitario activo. Trabajo por el desarrollo de Cabañas, un departamento de El Salvador, muy bello, pero también donde hay mucha pobreza, especialmente en lo educativo y cultural. Soy planificador educativo y trabajé por muchos años como director y coordinador de proyectos sociales. Me considero una persona con una visión amplia que trata de valorar lo positivo de cada quien.

jueves, 25 de agosto de 2016

TRATANDO DE VOLTEAR LA PÁGINA




FLORES DE UN JARDÍN HUMILDE













TEORÍA DE LOS PARECIDOS (En serio y en broma)

No sé si alguien habrá escrito sobre este tema, pero la base de mi planteamiento teórico se fundamenta en la observación que durante muchos años he podido realizar, especialmente con mis estudiantes a nivel universitario.
Mi teoría se refiere tanto a hombres como a mujeres, especialmente en la edad joven o adulta, cuando el organismo y las características físicas de la persona alcanzan su mayor definición.
Dos enunciados completan mi teoría con base a las hipótesis siguientes, sujetas a comprobación:
Hipótesis A: “Toda persona tiene un parecido con un animal”.
Lo anterior se comprueba especialmente en las facciones del rostro de la persona, de su cabeza, de su pelo y la forma de su cuerpo en general.
Así, hay personas que dependiendo de la forma de su cara o de su cuerpo tienen un gran parecido con un perro, con un gato, con un conejo, con un caballo, con un mono, con un búho, con un tacuacín, con un cuzuco, con un garrobo (iguana), con un sapo, con un cocodrilo, con un león, con un tigre, con un tiburón, con un mapache, con un tunco de monte, con un pijuyo, con un ternero, con un chivo o carnero, con un toro, con un burro, etc.
Los parecidos de animales han inspirado a algunos pintores y diseñadores de dibujos especialmente cómicos, a destacar facciones en sus creaciones, plasmándolas en las figuras de sus personajes.
También hay nombres de películas que tienen que ver con esos parecidos. Por ejemplo: El Hombre Lobo, El Hombre Araña, La bella y la bestia, etc.
Por otra parte, históricamente a nivel popular y especialmente en el campo y en los pueblos pequeños, mediante los apodos la gente ha podido bautizar con nombres de animales, a personas comunes y corrientes.
En El Salvador, sobresalen los apodos de deportistas famosos que fueron muy conocidos en el fútbol con apodo de animales como: El Conejo Liévano, Araña Magaña, El Pájaro Huezo, La Burra Rivas, El Camello Núñez, La Pulga Mena, el Búho Ruano y tantos otros.
En el mundo estudiantil y profesional, también los apodos referentes a figuras de animales abundan y esto ha llegado a ser parte del ambiente cultural de nuestra gente.
Y entre los políticos debemos mencionar apodos como el del Sapo Villacorta, el Pollo Samayoa y de muchos gorilas como llamaban a los militares en los años sesenta y setenta. Y en la actualidad, a tantos funcionarios públicos que a lo mejor les decimos un apodo en silencio, por aquello de que nos pueden demandar y llevar a un juicio “por atentar contra el honor y la dignidad de las personas”. Pero qué bien quedaría un apodo como el de lora presumida, pericón malversador, cuche financiero, ratón bullanguero, etc.
La teoría de los parecidos siempre se cumple, aunque algunas veces nos puede costar encontrar la semejanza de la persona con el animal que le corresponde. En ese caso tendremos que recurrir a un especialista que vea los rasgos más salientes y determine cuál es el animal más apropiado con que se identifica a una persona.

Hipótesis B: “Toda persona muestra un parecido entre su rostro y el tipo de sus pies”.
Así una persona cuyas facciones de nariz es chata, africanoide o ancha y labios gruesos,  tendrá sus pies y los dedos de los pies bastante gruesos, redondeados y un tanto toscos. Mientras que una persona con cara aguileña, nariz griega o recta  y labios finos, tendrá sus pies y los dedos de éstos también delgados y finos.
Por supuesto que puede existir una gama de tipos de pies dependiendo de la combinación del mayor o menor énfasis en las características faciales de las personas.
Pero si alguien busca por ejemplo a una chica con pies de ángel, que observe primero su rostro y ya puede deducir el tipo de pies que tiene. O si de pronto alguien observa los pies de una persona puede llegar a deducir cómo es su rostro.
Qué tal si Usted hace una prueba de tal comparación. Le sugiero que comience por su propia persona y saque sus propias conclusiones. Si la  teoría no se cumple, no es problema de la teoría. Tal vez la explicación es que Usted es una persona fuera de norma o muy excepcional. Haga la prueba y me cuenta.

Autor: Ramiro Velasco










OCURRENCIAS DEL MES

1. Hablaban de colores de los vestidos. Ella comentó que le gustaban rojos como la sangre. La otra persona comentaba que prefería el pastel. Y una señora un tanto entrometida que pasaba por allí dijo que a ella también le gustaba el pastel, pero sin mucho turón. 
2. Aquel arenero que había disfrutado de cargos como ministro y diputado,  cuando en las convenciones todos levantaban su brazo derecho y gritaban “presente por la patria”, el decía a todo pulmón: “presente por la plata!.
3. En la comunidad aquel negro era el blanco perfecto de muchos ataques y críticas.
4. Si el hombre es un animal político según Aristóteles, ¿será que el político es un hombre animal?
5. Le preguntaron al niño de cuarto grado si entendía que es el pie de atleta. Y él contestó: es por ejemplo, el de un corredor de los juegos olímpicos de Río de Janeiro.
6. Aquel jefe de oficina no podía hacer nada si no le ayudaba su asistente. Tal idea fue retomada muy en serio por los autores de los paquetes computaciones de aplicación virtual y ahora existen asistentes de todo tipo.