Bienvenidos/as

Gracias por compartir mi blog. Espero que encuentren acá, alguna información de su interés.

Datos personales

Mi foto
Soy profesor universitario. Trabajo por el desarrollo de Cabañas, un departamento de El Salvador, muy bello, pero también donde hay mucha pobreza, especialmente en lo educativo y cultural. Soy planificador educativo y trabajé por muchos años como director y coordinador de proyectos sociales. Me considero una persona con una visión amplia que trata de valorar lo positivo de cada quien.

miércoles, 1 de febrero de 2017

ARRIBAMOS A FEBRERO, MES DEL AMOR













FLORES DE NUESTRO JARDÍN


















VOLVER A EMPEZAR

Debo lograr la luz postrera
para escribir más de prisa
los versos nuevos,
antes que se haga más tarde
y llegue a ocultarse el sol.

Debo lanzarme otra vez
hacia lo desconocido;
emprender el raudo vuelo
y surcar aires lejanos,
sin temor al vacío.

Debo aspirar otra vez
a subir a las alturas,
a escalar nuevos peldaños
hasta mirar las estrellas
del otro lado de la luna.

Debo esculpir en el bronce
de otra alma y de otra vida
una nueva imagen;
aunque el cincel sea tosco
y desfasado por el tiempo.

Debo soltar las amarras
para seguir adelante,
sin  miedo a la tormenta…
y desafiar entre las nubes,
el  ojo del huracán.

Y cuando seguro encuentre
al fin su blanca estela,
podré enrumbar mi nave
y asirla junto a sus alas
para volar junto a ella.

Ramiro Velasco
Febrero de 2017










ILUSIONES

A veces llegan ilusiones
que son aves pasajeras
o tal vez chispas peregrinas
que con destellos fugaces
iluminan nuestra vida.

Ellas surgen de la nada
vestidas de colores alegres.
Pueden provocar un suspiro
o cortarnos el aliento 
con su encanto y su ternura.

Pero si por un momento
se adueñan de nuestra mente,
nos llenan de fantasía
y como si fueran reales
nos transportan a las nubes.

Son como llamas furtivas
son rescoldos de otros fuegos,
que rozan nuestras mejillas
y retoman su camino
para encender otra hoguera.

Pero cuando se marchan
de nuevo por esos lares,
sólo ahondan pesares
dejando tras de sí recuerdos
saturados de nostalgia.

Ramiro Velasco
Febrero de 2017