Bienvenidos/as

Gracias por compartir mi blog. Espero que encuentren acá, alguna información de su interés.

Datos personales

Mi foto
Soy profesor universitario. Trabajo por el desarrollo de Cabañas, un departamento de El Salvador, muy bello, pero también donde hay mucha pobreza, especialmente en lo educativo y cultural. Soy planificador educativo y trabajé por muchos años como director y coordinador de proyectos sociales. Me considero una persona con una visión amplia que trata de valorar lo positivo de cada quien.

martes, 13 de septiembre de 2011

OTRO SEPTIEMBRE EN EL SALVADOR


 
 
LOS MORROS (JÍCARAS) DE SAN ISIDRO, CABAÑAS   
(Con un click aumenta la imagen)  











 









CAMPAÑA POLÍTICA Y REMEDOS DE REFORMA ELECTORAL

Aunque faltan unos seis meses para el 11 de marzo del 2012, fecha de las próximas elecciones de diputados y alcaldes, la campaña partidaria no se detiene; con el pretexto de realizar tareas de reorganización y de selección de candidatos, los políticos vuelcan su energía en lo que son expertos: hacer proselitismo, fomentar el clientelismo electoral y hacer una campaña velada, especialmente en el interior del país.
Lo anterior, en contravención al mandato constitucional que establece en el Art. 81, que  “La propaganda electoral sólo se permitirá, aun sin previa convocatoria, cuatro meses antes de la fecha establecida por la ley para la elección de Presidente y Vicepresidente de la República; dos meses antes, cuando se trate de Diputados, y un mes antes en el caso de los Concejos Municipales”.
El hecho más contundente se dio la semana recién pasada,  con ocasión de inaugurar la pavimentación de una calle en Soyapango. Las autoridades municipales, entre ellos el Alcalde Don Carlos Ruiz llenaron el ambiente de globos rojos, de sillas rojas, de canopis rojos y de vestimenta roja por parte de los militantes, como en los días más encendidos de la campaña.  Menos mal que el Ministro de Obras Públicas, Licenciado Gerson Martínez,  siguiendo la línea del Ejecutivo, se negó a asistir a dicho acto,  a pesar de pertenecer al Partido Rojo.
Es justamente en este período de campaña no oficial que los concejos municipales y las dirigencias partidarias tratan de mostrarle a la población, que las pequeñas obras que hacen con los fondos del Estado, son la muestra del trabajo que el partido hace por el pueblo y aprovechan para solicitar el “apoyo” en las próximas elecciones.
Ese es el jueguito que se viene haciendo por décadas y que tan buenos resultados ha dado a la clase política que vive de la política y de cuyo comportamiento el pueblo ya está cansado.
Migajas de reforma electoral
Bastante agua ha pasado bajo el puente de nuestro tinglado político, después de las famosas sentencias de la Sala de lo Constitucional  que fueran emitidas en el 2010 y principios del 2011 y que proyectaran  a los cuatro magistrados ante los ciudadanos progresistas, como los “cuatro magníficos” o los  “cuatro fantásticos”. 
Los magistrados dictaron audaces sentencias de inconstitucionalidad sobre: las candidaturas  no partidarias,  las listas cerradas de candidatos a diputados, la inadecuada proporcionalidad del número de diputados según la población en las circunscripciones electorales, el Decreto  586 que dejó vivos a los partidos PCN y PDC en el 2005; y posteriormente,  la inaplicabilidad del tan llevado y traído Decreto 743 emitido el 2 de junio pasado por la Asamblea legislativa para reformar la Ley Orgánica Judicial con el fin de obligar a la Sala de lo Constitucional a emitir los fallos por unanimidad.
Hasta antes del decreto 743, todo parecía indicar que por fin llegarían  a El Salvador  las ansiadas reformas que corrigieran el rumbo de la política  criolla, que cayó víctima de los partidos desde 1983, cuando se incorporó a la Constitución de la República  el Art. 85, que señala “a los partidos políticos como el único instrumento para el ejercicio de la representación del pueblo”.
Como hacer una reforma a fondo de la Constitución era casi imposible en el corto plazo, al menos se esperaba una nueva ley de partidos políticos y la corrección al Código Electoral que adolecía de varios artículos con visos de inconstitucionalidad. Por ejemplo, en el caso de los diputados, el Art. 215, que imponía incorrectamente el requisito de estar afiliado a un partido para ser candidato y cuya inconstitucionalidad demandó en su oportunidad el Dr. Félix Ulloa, mediante un recurso de amparo presentado ante la Sala de lo Constitucional.
En respuesta a tal amparo, el fallo de la Sala de lo Constitucional declaró inconstitucional tal artículo  del Código e incisos de otros artículos, como el 239, el 250 y el 262; y  abrió la posibilidad para que en las próximas elecciones se puedan elegir candidatos no partidarios; se desbloquee las  listas cerradas de los candidatos a diputados, mediante papeletas que permitan al elector elegir de manera directa y no por banderas de partido como ha sido la costumbre hasta ahora.
Hasta ese momento bien por las actuaciones de la Sala de lo Constitucional.
Sin embargo, después de algunas semanas  de asedio a los “cuatro fantásticos” y de impasse creado por la Asamblea Legislativa al querer destituirlos y aprobar el lesivo Decreto 743 con la complicidad directa del Ejecutivo, las reformas a la ley electoral se vieron estancadas.
Fue hasta el 27 de julio pasado que la misma Asamblea, con los votos del FMLN, ARENA, PDC y un independiente, derogó el decreto 743 superando la confrontación entre los órganos del Estado, en una estira y encoje por parte de ARENA y el FMLN y el total rechazo del PCN y GANA a cualquier reforma a la ley electoral actual.
Con la derogación del decreto se volvió a la situación anterior y los magistrados de la Sala pueden de nuevo tomar decisiones por mayoría y no por unanimidad.
El vacío jurídico vivido durante casi dos meses, que en el calendario electoral es mucho, parece haber sido una táctica de los partidos en general para no realizar las reformas al Código Electoral citadas anteriormente o irlas realizando de manera lenta y parcial.
Un ejemplo ilustra nuestra afirmación anterior: En diciembre pasado, se dictaminó con los votos del FMLN y ARENA, la autorización de las candidaturas no partidarias para diputados, pero con unos requisitos tremendamente onerosos para los participantes. Por ejemplo  a los candidatos independientes se les exigía una cantidad de firmas de respaldo similar al menor residuo logrado en la elección anterior en cada circunscripción electoral y una fianza en efectivo equivalente al 50% de lo que el candidato estimase invertir en la campaña.
Pero después, con otra “gran enmienda” hecha por ARENA y el FMLN en un nuevo decreto, este 7 de septiembre y contando con la oposición de GANA, PCN y PDC a cualquier reforma electoral, los aspirantes no partidarios, deberán presentar como mínimo 6,000 y hasta 12,000 firmas, dependiendo de la población del departamento por el que compitan; y sólo deberán presentar el 25% y no el 50%, en concepto de fianza, de la cantidad de dinero que tienen previsto invertir durante la campaña proselitista.
Si se comparan los requisitos para la participación en la campaña de los candidatos independientes, con la de los candidatos que pertenecen a los partidos, existe un abismo de desigualdad. Por ejemplo, los candidatos partidarios vienen trabajando desde hace un año en su proselitismo partidario local  con el disfraz de organización. A ellos no se les exige ninguna firma de la ciudadanía para competir y como miembros de un partido, gozarán del apoyo financiero del gobierno mediante la deuda política.
Como se puede comprobar por el dato anterior, las reformas se están dando a cuenta gotas y como si la Partidocracia fuera la dueña de los cargos de elección popular de la Asamblea Legislativa.
Lo mismo se pudiera decir de lo ordenado por la Sala de lo Constitucional en cuanto a las papeletas de votación que deben permitir la elección por personas y no por partidos, que ha sido desobedecida por los partidos representados en la Asamblea. Ellos han aprobado por decreto, contra lo ordenado por la Sala, que aparezca la bandera del partido junto a la fotografía y nombre de los candidatos.
Ante una situación como la presente, sólo queda de nuevo la mano salvadora de los “cuatro magníficos” para dictaminar con base a un nuevo recurso de amparo presentado ya por miembros de la sociedad civil, sobre los remedos de reforma electoral hechos por los diputados que tratan de burlar el mandato constitucional.
Queda por ver, si la partidocracia le dobla el brazo a la Sala de lo Constitucional o si por el contrario, como la Selecta de Playa, los cuatro magistrados son declarados “héroes” de la patria por su valentía al dictaminar contra los chuecos decretos de ley fabricados por la Asamblea. Si no, será el pueblo llano el que tendrá la última palabra.



SI VOLVIERA A NACER

Si volviera a nacer
me gustaría que la cigüeña,
o más bien la garza blanca
de nuestros campos,
me llevara en su vuelo
siempre por la misma ruta,
entre los cerros de Cabañas.

Y ser entregado a mi madre
por Teresa Alfaro
la comadrona de la familia,
sin luces artificiales,
sin ruidos de aparatos médicos
y sin los gritos de otros infantes
clamando por su biberón
en sus cunitas de hospital.

Y en aquella casa de adobe
metida entre los árboles,
sentir el calor natural
del día y de la noche,
de unos brazos afables
y de unos pechos grandes
colmados de alimento.

Y al abrir los ojos,
sentir los primeros rayos de sol
y de la luna llena,
a través de las rendijas estrechas
de las tejas de barro.

Y en vez del ruido estruendoso
de los motores citadinos
y los gritos de los transeúntes,
escuchar el canto de los pájaros,
las gotas de la lluvia
y el susurro de las hojas
del aceituno y del candelillo.

Y a los pocos días de nacido,
salir al corredor,
con los ojos aún achinados,
y mirar los rostros expresivos
de mis padres, de mis tías
de mis hermanos…
y sentirme de verdad, bienvenido.

Ramiro Velasco, septiembre de 2011




LOS SECRETOS DE UN INODORO

Si Ud. se considera una persona muy decente, no lea este escrito.
Inodoro, qué palabra más bonita para ese sitio que en algunas casas o lugares públicos no es tan limpio que digamos. O qué decir del término servicio sanitario  que es también un buen calificativo, mientras muchos lo dejan todo sucio al no echar el agua o por la falta de puntería (en el caso de los hombres), convirtiéndolo en inmundo y pestilente.   
En cuanto al término letrina a mí me suena a fosa séptica rural, cavada en la tierra y con asientos de madera; sin embargo, me he informado que en sus inicios en la antigua Roma las letrinas eran construidas con una especie de hormigón con cal; tenía un sistema de drenaje que corría por debajo de los asientos y se usaba en forma colectiva.
La palabra baño no  me parece tan apropiada, cuando se trata de cubrir las normales necesidades corporales; aunque sí lo es, el término sala de baño que da idea también de un sitio para el aseo personal en general.
La palabra tocador, es utilizada por las damas más fufurufas, aunque la verdad es que en nuestro país ellas se retocan en cualquier parte.
El nombre Escusado me suena a algo arreglado, tal vez por la homofonía con la palabra excusado, al menos en la pronunciación latinoamericana. Aunque en la actualidad ambas formas de escribir el término, son correctas.
Y en cuanto a la denominación de retrete, poco usada entre nosotros, se remonta al siglo XIX, y se refería al sitio de retiro  o íntimo de la casa, destinado al descanso.
Los más viajados le llamarán rest room o wc (water closet) al estilo inglés, váter como dicen los españoles  o toilette, al estilo francés.
A mí me gustaba el término cheso que se usaba antiguamente en San José de la Montaña, quizá parodiando a la palabra italiana chiuso que quiere decir cerrado; o la de trono, que se usó en nuestros tiempos de estudiante, para indicar en forma burlona, “la majestuosidad” de alguien sentado en esa silla tan especial.
Pero más me gusta la palabra cien, que usaban con cierta sorna nuestros adultos mayores. O la de chele bocón, que usábamos antes, también con cierta ironía, cuando las tazas por lo general  eran de color blanco.
En cuanto a la utilidad del inodoro, dejando a un lado su uso tan real y común y siguiendo tal vez la tradición del antiguo retrete, es indudable que puede convertirse en un pequeño santuario de retiro que posibilita la inspiración y la inventiva.  No sabemos la cantidad de inventos que se habrán producido en la sesión diaria dedicada a rasurarse o a sentarse en ese frío asiento de porcelana. No sería remoto que Albert Einstein diera sus últimos toques a su Teoría de la Relatividad sentado en esa silla de pensar.
De allí que para muchos, ese sitio no sea necesariamente de suplicio o incomodidad; sino que puede convertirse en una pequeña sala de retiro para la meditación.
La primera vez que vi una sala de baño y un servicio sanitario casi enmarcado en libros y revistas fue antes del conflicto armado, en la casa de los Padres de Markynol de la Colonia Miramonte, en San Salvador. Me tocó entrar allí varias veces, mientras trabajé por un tiempo como voluntario en las cosas de la Iglesia y en trabajo comunitario en la zona marginal, donde hoy se encuentra el Hospital La Divina Providencia. Recuerdo que en aquella sala de baño, daban ganas de quedarse más tiempo, pues había revistas muy interesantes y un libro de poemas de Neruda.
Esa costumbre la tienen también mis hijas, pues les he visto en tal sitio, algunos libritos de la mitología griega, del mundo egipcio y de chiquilladas.
Después de Quevedo, cuántas cosas se habrán escrito sobre el hecho de tener que ir al inodoro, que de paso no es ninguna indecencia, pues es parte de la vida de los mortales.
Ir al baño como dicen nuestros jóvenes de hoy, suena un poco trivial. Nuestros viejos antepasados tenían más creatividad en ese sentido. Así, a más de alguno escuché decir frases como éstas: “voy a cortar flores”; “voy al cien”. Y en el campo: “voy a amarrar un conejo”. Y si alguien amanecía mal del estómago, decían: “tiene la vara del alcalde”, o tiene “corré que te alcanzo”.
Debo confesar que los ratos que he pasado metido en esa pequeña sala, me han servido muchísimo, no sólo para reflexionar en la inmortalidad del cangrejo, sino para buscar soluciones creativas a los problemas cotidianos y hasta para pensar sobre qué voy a escribir en este blog.



NOTA: POR FAVOR, CONTESTE LA PREGUNTA QUE SE FORMULA A CONTINUACIÓN. SU OPINIÓN ES MUY IMPORTANTE. GRACIAS. 

2 comentarios:

  1. que bonito ponema licenciado velasco vuelva a poner el de los perros aguacateros

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que le haya gustado el poema y el ambiente campesino narrado en el mismo.
    En cuanto a los chuchos aguacateros, lo encuentra en las páginas de archivo que se mencionan en la parte final de esta página.
    Muchas gracias por entrar al blog.
    Ramiro

    ResponderEliminar