Bienvenidos/as

Gracias por compartir mi blog. Espero que encuentren acá, alguna información de su interés.

Datos personales

Mi foto
Soy profesor universitario. Trabajo por el desarrollo de Cabañas, un departamento de El Salvador, muy bello, pero también donde hay mucha pobreza, especialmente en lo educativo y cultural. Soy planificador educativo y trabajé por muchos años como director y coordinador de proyectos sociales. Me considero una persona con una visión amplia que trata de valorar lo positivo de cada quien.

viernes, 27 de febrero de 2015

NOTICIAS DE FEBRERO 2015



EDIFICIOS CENTRO HISTÓRICO DE SANTA ANA
El Salvador. (Fotos de Ramiro Velasco)


























EL JUEGO DE LA POLÍTICA

En la terminología utilizada por los politólogos es frecuente la utilización de términos como escena política, actores políticos, palestra, imagen pública, etc. Y es que en verdad en la política sucede lo que en el teatro, existen actores que desarrollan determinados papeles, según el libreto o los intereses de los partidos políticos o los centros de poder a los que ellos responden. Y en ese escenario político, los actores representan o actúan siguiendo los patrones que les dictan la ideología partidaria y mayormente las cúpulas partidarias que al final responden a grupos de interés a los que representan.
Como se sabe, en el mundo de la política existen dos dimensiones, una es la del deber ser que se recoge  por ejemplo, en el ámbito constitucional y la otra, la que se muestra en el terreno de la acción, cuando se realiza un determinado comportamiento del político. Así por ejemplo, a nivel del deber ser, la Constitución de la República de El Salvador, establece en su Artículo 125 que “los diputados representan al pueblo entero y no están ligados por ningún mandato imperativo.” Sin embargo, en el ámbito de las actuaciones sucede todo lo contrario y por lo general los diputados han respondido históricamente a los intereses de las cúpulas partidarias en la aprobación de determinadas leyes.
Pero volviendo al juego político, resulta interesante constatar cómo mucha gente seguidora de un partido político toma tan en serio lo que en verdad es sólo un juego. Si no, veamos los pleitos tan frecuentes entre los fanáticos partidarios que son capaces en un momento dado de sacar una pistola o un machete para defender la propaganda electoral, las consignas del partido o la figura de su candidato, cuando éste despierta tanta simpatía y atracción, pero que no hace más que embelesar a su público e ilusionarlo tras una idea o una propuesta. O  lo que sucede frecuentemente en un foro como la Asamblea Legislativa, cuando en la plenaria los diputados se sacan los trapos al sol en una pugna aparentemente irreconciliable en la que actúan para las cámaras, mientras que al encontrarse en los pasillos o en otra circunstancia, se abrazan o dan la mano como lo hacen los colegas o los amigos.
Para actuar en el juego de la política el verdadero político debe tener dotes como la tolerancia, el don de gentes, la astucia, el talento, la eficiencia, la capacidad de innovación, la decisión, la prudencia, la capacidad de concertación y la responsabilidad.
Por supuesto que en nuestro país es mucho pedir para nuestros diputados, muchos de los cuales no tienen ni la instrucción notoria que exige la Constitución y menos la formación política adecuada.
Y para el caso de una sociedad tan polarizada como la nuestra, es requisito indispensable que los políticos se empapen de la cultura de paz que pasa por la tolerancia a las ideas de los demás, el diálogo y la concertación.
Un ejemplo que es clásico en la historia política salvadoreña, es la figura del político de derecha, Francisco José Guerrero conocido más como el Chachi Guerrero, abogado distinguido y que fuera fundador del Partido de Conciliación Nacional (PCN), Presidente de la Asamblea Legislativa, Canciller y Ministro de la Presidencia.
Al Chachi, se le reconoció en su momento como un hombre hábil, capaz de acercar posiciones entre los partidos principales, el Partido Demócrata Cristiano (PDC)  y Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) beligerantes a muerte en el ambiente político salvadoreño de los años ochenta.
Si entendiéramos que la política es realmente un juego, disminuiría como por arte de magia la polarización que es mantenida justamente en el caso de El Salvador, por las dos principales fuerzas políticas que vienen desde la guerra y que están constituidas en sus cúpulas por militantes de hueso duro a los que les conviene la división y que sus seguidores luchen por sus consignas, si es necesario con el machete desenvainado.
La población y los seguidores de a pie de los dos grandes partidos, debieran pensar que al final de cuentas, toda esa lucha partidaria que a veces se enciende al rojo vivo, es sólo una estratagema que se hace para lograr más votos y responder a los intereses del grupo que busca el poder político.
Por lo tanto, parte de la cultura política es tomar con cierta frialdad lo que los políticos nos quieren vender en ese mundillo que mueve tanto interés y emoción, especialmente en el marco de una coyuntura electoral.








VOLVER AL AYER

Me gusta tanto pensar en el ayer
porque de los momentos pasados
retomo aquellos hitos más bellos
que más marcaron mi vida
y que puedo traer al día de hoy.

Y es que a veces me disgusta
la rutina o la ansiedad del presente,
cuando las horas pasan más lentas
o se me escapan tan raudas y ligeras
por las estrechas rendijas del tiempo.

Y del futuro, ¿cómo apreciarlo
si está cargado de hechos inciertos,
de ilusiones y de cosas inesperadas?.
Y cómo puedo refugiarme en él,
si habita el mundo de la inexistencia?

Por eso vuelvo al pasado,
no tanto a los días de infancia
que apenas los recuerdo;
pero sí a los de la tranquila niñez
de un ambiente rural y pueblerino.

Pero ocupan mi predilección
los años de la adolescencia
de los catorce a los veintiuno,
seguidos de la edad adulta
hasta los cincuenta y cinco.

Y de ellos, merecen cita especial
las vivencias de la juventud
que abarcaron la adolescencia
y los primeros cuatro años
de la edad adulta.

De aquella juventud valoro
la rectitud del camino
la entrega y el sacrificio
pero más, mis luchas y rebeldía
por tratar de ser yo mismo.

Y entrando a la edad adulta
cuántos momentos felices…
Entonces conocí el amor
y llegaron esos triunfos
en tan diferentes esferas.

 Por eso en la edad madura
si he de recontar los hechos,
me quedo con el pasado,
pues si volviera a nacer
no sé si lo cambiaría.

Ramiro Velasco, febrero 2015








Nuestro Mundillo Político

Lo bueno y lo malo del  proceso electoral 2015

Ha pasado la campaña electoral para elegir diputados a la Asamblea Legislativa, al Parlamento Centroamericano (PARLACEN) y Concejos Municipales. Estamos en los tres días de silencio electoral que iniciaron el jueves 26 de febrero en los que queda prohibido todo tipo de propaganda; y el próximo domingo 1 de marzo son las elecciones.
Se espera elegir 84 diputados para la Asamblea Legislativa, 20 diputados al PARLACEN y 262 concejos municipales.
Los partidos inscritos para participar en la contienda son: Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Partido Democracia Cristiana (PDC), Partido de Concertación Nacional (PCN), Cambio Democrático (CD), Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), Partido Salvadoreño Progresista (PSP), Fraternidad Patriota Salvadoreña (FPS). Democracia Salvadoreña (DS), Partido Social Demócrata (PSD). Sin embargo, dos partidos nuevos no lograron inscribir candidatos.
Cada evento electoral se presenta ante nuevas circunstancias y en esta oportunidad, se han podido observar algunos hechos que de alguna manera para bien o para mal han marcado algunas diferencias de eventos similares realizados en el pasado.
Desde mi punto de vista y de lo que yo he podido observar, hay elementos positivos y otros negativos que pueden destacarse en el período de precampaña y de campaña electoral que acaba de terminar:
Elementos positivos
-Contrario a la elección presidencial pasada, en este evento fue un tanto menor la campaña disfrazada a favor de determinado partido político por parte de funcionarios de gobierno de alto nivel, gremiales, entidades de fachada y empresas afines a los partidos políticos  mayoritarios. Sin embargo, llamó la atención la permanente campaña televisiva de Alba Petróleos, en la que apareció una destacada figura del partido de gobierno con mensajes subliminales de apoyo hacia el rumbo emprendido por el gobierno y el partido de izquierda. Aunque también del otro lado no ha faltado ese tipo de apoyo aún en el período de silencio electoral.
-Se pudo constatar un ambiente de mayor tolerancia del adversario político y un mayor grado de civilidad de parte de los candidatos, comparado con las campañas sucias de años pasados; es decir que hubo menos ataques ofensivos personales directos, lo que ya es un gran paso. Aunque en algunas localidades como en San Miguel persistieron este tipo de actitudes.
-Se puede decir que hubo varios debates tipo foro en los que participaron candidatos a alcalde y diputados, tanto en medios televisivos como radiales. A tales eventos, se invitó a candidatos tanto del área metropolitana como del interior del país.
-Se cuenta con la entrada en vigencia de las listas abiertas desbloqueadas, obra importante de la Sala de lo Constitucional y lo que se denomina el voto cruzado, para la elección de los diputados, tanto de la Asamblea Legislativa como del PARLACEN. Además se ha hecho efectiva, la aplicación de la normativa para constituir los concejos municipales plurales, la votación por rostro de los diputados al PARLACEN, la inclusión de un 30% como mínimo de mujeres en la planilla de candidatos de los concejos municipales y diputaciones, todo lo que se puede considerar como pasos importantes hacia una mayor democratización en el proceso electoral.
-En la elección actual se medirá la tendencia de los electores a votar en la forma tradicional sobre la bandera de los partidos o a votar por rostro, no sólo de un mismo partido, sino de uno o varios a la vez.
-Se puede interpretar que las anulaciones por irregularidades en la inscripción de algunas candidaturas de alcaldes y diputados  por parte del TSE y de las Juntas Electorales Departamentales, son muestra de una mayor vigilancia en la aplicación de la ley.
Elementos negativos
-Los cambios de reforma electoral que tenían que haber sido introducidos por ley por parte de la Asamblea Legislativa desde hace mucho tiempo, fueron objeto de sentencias de la Sala de lo Constitucional que obligaron a las cúpulas de los partidos a la emisión de decretos legislativos para ser cumplidos lamentablemente de forma muy cercana al proceso electoral. Lo anterior acumuló las modalidades de acción y el tiempo para su cumplimiento. Tales sentencias sin embargo, han contribuido enormemente a una mayor modernización del sistema electoral salvadoreño.
-El Tribunal Supremo Electoral, fue objeto de cambios en la elección de magistrados en julio de 2014 y  mostró algún nivel de división que paralizó temporalmente  las tareas de preparación de las elecciones. Además el TSE sufrió un recorte en el presupuesto del 2015 de unos 10.5 millones de dólares. El Ministerio de Hacienda consideró en su momento, que en algunos rubros había un presupuesto innecesario.  Sin embargo, la falta de fondos en el Tribunal no ha permitido que se pueda llevar a cabo una completa etapa de promoción a la ciudadanía frente a una modalidad más compleja de ejercer el sufragio, así como la agilidad deseable en la entrega de materiales electorales, el conteo de los votos y la transmisión de resultados.
-El fenómeno de la polarización se ha vuelto algo permanente entre los dos partidos políticos mayoritarios salvadoreños, ya que en el proceso electoral en los que la lucha por el poder se acentúa, se encienden las posiciones tradicionales de confrontación adoptadas desde el conflicto bélico de los años ochenta.
-Existen resabios de caudillismo y de la influencia de grupos de poder al interior de los partidos políticos en algunas localidades, lo que no permite la incorporación de nuevos cuadros para llevar a cabo una gestión más moderna, tanto de alcaldes como de diputados. Lo anterior parece ser aceptado por los partidos, que prefieren la ventaja en el número de votos que la renovación y apertura en sus propias filas.
- Ha faltado apertura también en algunos partidos políticos para dar lugar a que personas jóvenes y no militantes de hueso duro partidario, puedan optar a cargos de elección especialmente para diputados. Sin embargo, la modalidad de voto cruzado puede contribuir a que nuevas caras renueven las bancadas de la Asamblea Legislativa.
-Algunos partidos se han aferrado al voto por bandera como estrategia para darle a la cúpula partidaria mayor poder en el pre establecimiento del orden de los candidatos a diputados. Sin embargo, el mandato de la Sala de lo Constitucional es claro en que la pre eminencia en el orden de los electos, podrá depender más de los votantes en el caso de que las marcas por rostro así lo indiquen.
A manera de conclusión
La población salvadoreña ha demostrado en el pasado un sentido de inteligencia natural a la hora de votar que está por encima de lo que pronostican las encuestas y pregonan los partidos políticos. Y en estas próximas elecciones a pesar de cierta complejidad para marcar las preferencias electorales y sobre todo, para el conteo de los votos, los resultados y el comportamiento del electorado probablemente nos darán sorpresas muy positivas.