Bienvenidos/as

Gracias por compartir mi blog. Espero que encuentren acá, alguna información de su interés.

Datos personales

Mi foto
Soy profesor universitario. Trabajo por el desarrollo de Cabañas, un departamento de El Salvador, muy bello, pero también donde hay mucha pobreza, especialmente en lo educativo y cultural. Soy planificador educativo y trabajé por muchos años como director y coordinador de proyectos sociales. Me considero una persona con una visión amplia que trata de valorar lo positivo de cada quien.

lunes, 4 de marzo de 2013

MARZO CON CALORCITO SALVADOREÑO



IGLESIAS DE SANTA ANA, EL SALVADOR






















NUESTRO MUNDILLO POLÍTICO



LA CAMPAÑA ELECTORAL ARRECIA EN EL SALVADOR



Aunque las elecciones presidenciales se llevarán a cabo el 2 de febrero de 2014, la campaña electoral por la Presidencia se inició desde hace muchos meses, sin la autorización del Tribunal Supremo Electoral, como ha sido la práctica en los últimos decenios, mediante declaraciones y actos previos sobre las candidaturas por parte de los partidos mayoritarios.
El 30 de septiembre de 2012, el Partido ARENA fue el primero en salir a la palestra para proclamar como candidato oficial a la Presidencia al Dr. Norman Quijano, actual Alcalde de San Salvador.
El 11 de noviembre de 2012, el FMLN hizo la proclamación formal de su candidato Salvador Sánchez Cerén quien es Vicepresidente de la República.
El Ex Presidente Elías Antonio Saca, se proclamó candidato el pasado 25 de febrero  de 2013, con representantes de lo que él denomina Movimiento de Unidad y la coalición de los partidos GANA, CN y PES. 
El recién constituido Partido Progresista Salvadoreño, dirigido por ex militares, también ha expresado que participará en las elecciones con su candidato, el Teniente Coronel en retiro René Rodríguez Hurtado.
El común denominador de las declaraciones de los candidatos, tanto de ARENA como del FMLN, así como de sus cúpulas partidarias, ha sido de ataques recíprocos, reviviendo la vieja polarización existente entre ellos.
Sin embargo, al aparecer en el escenario político la figura de Antonio Saca, las críticas de ARENA también se han dirigido a éste, pues seguramente en la pesca de votos, este reconocido político obtendrá apoyo importante de muchos ex militantes del partido tricolor. Por parte del FMLN, también se han hecho críticas aunque menores contra el Ex Presidente, pues no deja de representar una amenaza en la competencia electoral.
Con la llegada de Saca, es indudable que la tradicional polarización FMLN-ARENA  tendrá que atenuarse, poniendo menos tensión, especialmente en el electorado conformado por los llamados “votantes indecisos” mayormente vinculados a la clase media y a un nuevo estrato electoral constituido por jóvenes menores de treinta años, que tienen una expectativa diferente a la tradición electoral que se vivió de los años 1980 a 2010.
A nivel de las preferencias electorales, según datos de las casas encuestadoras, al mes de febrero pasado,  el FMLN presentaba una ventaja de 10 puntos sobre ARENA, probablemente debido a la reciente inclusión del Señor Oscar Ortíz, actual Alcalde de Santa Tecla, como candidato a la Vice Presidencia por parte de aquel partido.  
Habrá que esperar los resultados de próximas encuestas, después de que ARENA ha incluido en su fórmula, como candidato a la Vicepresidencia al Dr. René Portillo Cuadra y ha aparecido en la competencia, el Señor Antonio Saca.
En cuanto a los recursos para la campaña, los partidos FMLN y ARENA dan muestras de contar con abundante dinero, para continuar intensificando la campaña por un año más. Y a tal derroche de fondos, se une ahora el Señor Antonio Saca que está dispuesto también a echar la casa por la ventana, con tal de obtener un triunfo, si no en la primera, en la segunda vuelta.
Con el aparecimiento de Saca, ha surgido el tema del debate presidencial que ha sido apoyado de manera especial por un magistrado del Tribunal Supremo Electoral y que pudiera aparecer como obligatorio y coordinado por el ente rector de los procesos electorales. Este tema, probablemente forma parte de la estrategia de campaña de Antonio Saca que se siente con mayores fortalezas frente al resto de candidatos para hacer un mejor papel frente a los medios de comunicación.
En resumen, se puede decir que el escenario electoral salvadoreño al menos da visos de una mayor diversificación entre los representantes de las distintas fuerzas en campaña y de una competencia más cerrada entre los contendientes.
Lo que sí parece estar claro, es que el presente ambiente electoral es bastante distinto al de otros eventos electorales, especialmente porque cuenta con una ciudadanía más informada y exigente que reclama una campaña civilizada, libre de insultos y de atropellos entre los partidarios de cada instituto político.





UNA ESTRELLA SE OCULTA EN EL FIRMAMENTO DE LA IGLESIA CATÓLICA



La renuncia al papado por parte de Benedicto XVI ha causado conmoción en el mundo entero, no sólo entre los católicos, sino entre aquellas personas que reconocen los valores como la honestidad, la humildad y la decencia.
En nuestro mundillo social y político salvadoreño muchas veces se ha tratado el tema de los valores y existe la tendencia a decir que los valores existen cada vez menos en la sociedad y que debe volverse a las clases de urbanidad y cívica que se impartían antes de la Reforma Educativa de 1968. Pero pasamos por alto el testimonio de personas que viven de verdad los valores humanos y si queremos cristianos,  a quienes debemos imitar para lograr una sociedad y un mundo de convivencia pacífica.
El Papa Benedicto, con sus limitaciones como persona humana ha dado un salto de calidad al aceptar que por su edad y por sus dolencias no se sentía capaz de seguir al frente de la Iglesia Católica, cuando ha sido tradición que los pontífices de Roma terminaran su mandato hasta el día de su muerte.
El día en que el Cardenal Joseph Ratzinger fue electo papa, el 19 de abril de 2005, muchos católicos entre ellos el que escribe,  nos sentimos un poco frustrados. Después de haber conocido a Juan Pablo II, con su gran carisma, calidad humana, elevada capacidad y espíritu misionero, recibíamos la noticia que un frío alemán y de la línea conservadora de la Iglesia, ocupaba la silla de Pedro.
Qué equivocados estábamos. El nuevo Papa adoptó el nombre de Benedicto, seguramente para seguir el ejemplo de San Benito y de Benedicto XV (1854- 1922); este último, un gran diplomático al que le tocó afrontar la Primera Guerra Mundial, en la que declaró la imparcialidad y neutralidad total de la Iglesia y se convirtió en apóstol de la paz y de la reconciliación; y que, terminada la guerra, intercedió por los alemanes para que los Aliados desistiesen de su cruel bloqueo y puso a disposición la ayuda solidaria de la Iglesia frente a tantos necesitados, víctimas de la conflagración mundial.
Benedicto XVI ha podido ser objeto de críticas por su posición tradicional y ortodoxa a nivel teológico y pastoral y tal vez por su limitada capacidad para efectuar un saneamiento dentro de la Curia Romana en cuanto a las intrigas y manejos un tanto oscuros en el campo financiero,  y en la Iglesia en general, frente a muchos clérigos pederastas, pero no puede ser acusado de falta de rectitud y de entrega a su ministerio.
Benedicto, es además un hombre de una gran capacidad intelectual y de una humildad excepcional.
Contrario a lo que ocurre normalmente con los líderes políticos del mundo, Benedicto XVI se identificó  con la búsqueda del bien para la humanidad y para la Iglesia Católica.
Y con el hecho de renunciar a su elevada investidura y abrir la posibilidad para que el ministerio del pontificado no se considere de manera vitalicia de hoy en adelante, se muestra al mundo como un hombre honrado, consciente y valiente.
¿Cómo puede compararse el Papa con líderes políticos de nuestro hemisferio, que han dado vuelta a las leyes constitucionales para ser reelectos varias veces y que se aferran al poder creyéndose los indispensables?.
Benedicto XVI será de hoy en adelante, el Papa Emérito es decir, que se retira del ministerio pero que no abdica a su vocación de servicio y de entrega a la Iglesia.
Desde su claustro, estará unido a los católicos del mundo mediante su oración y su vida silenciosa  como testimonio de que los principios cuando se viven de verdad se llevan hasta la tumba.
En el firmamento de la Iglesia se oculta una estrella, pero su luz no se extingue, y nos seguirá irradiando por siempre.
Gracias, Benedicto por tu sinceridad, humildad y rectitud.






LOS SANTOS FUERON PERSONAS ESPECIALES



La Iglesia Católica proclama santo o santa a una persona que llevó una vida ejemplar y demostró con sus hechos y sus palabras, una entrega total a los postulados cristianos.
Contrario a otras denominaciones religiosas, la Iglesia Católica rinde veneración a esas personas que fueron modelo de virtudes o entregaron su vida en el martirio  y las coloca como un ejemplo a seguir.
Hay toda una discusión entre las denominaciones cristianas sobre quiénes son santos; y algunas se aferran al sentido literal de textos bíblicos como las cartas de Pablo en las que se les denomina “santos” a los creyentes o a los cristianos recién bautizados.
Se puede decir que la Iglesia desde una perspectiva eminentemente religiosa rinde homenaje a sus militantes que pasaron su vida haciendo el bien y los coloca como intercesores ante Dios, al proclamarles santos mediante la canonización.
La canonización se remonta a tiempos muy remotos en la historia del Cristianismo. Debe decirse, que el proceso de canonización que conocemos hoy,  se inició hasta muy entrada la era cristiana, en el siglo X.
En los primeros siglos de la Iglesia, los cristianos elevaban a los altares a las personas que consideraban santos y lo hacían por aclamación. Es decir, que la idea de proclamar a alguien como santo o santa fue algo que surgió del mismo pueblo y no como una imposición de la jerarquía eclesiástica.
Canonizar quiere decir poner en el canon (la lista) a los santos reconocidos oficialmente.
Según algunas fuentes, fue hasta  el año 1,234, que el papado se reservó el derecho de canonización. Más tarde en 1,588 se estableció la Congregación de los Ritos y después del Vaticano Segundo, el Papa Pablo VI creó la Congregación para la Causa de los Santos como responsable de llevar a cabo el proceso o causa de canonización. En la congregación trabajan en la actualidad, unos treinta funcionarios y en los procesos participan postuladores, consultores, historiadores y médicos.
El mayor número de beatificaciones y canonizaciones se llevó a cabo durante el papado de Juan Pablo Segundo. En aquel período, fueron llevados a los altares 1,353 beatos y 482 santos. Ver sitio:
Con el correr de los tiempos, la piedad popular elevó a los altares a figuras que se perdían muchas veces en la leyenda; por eso después del Concilio Vaticano Segundo en 1969, la Iglesia eliminó del calendario litúrgico a muchos santos. La razón era que se sabía muy poco de sus vidas. Entre los que quedaron fuera del calendario estaban, por ejemplo, Santa Bárbara, Santa Lucía, San Valentín, Santa Eugenia, etc. Este hecho disgustó mucho a la feligresía, que en muchos casos veneraba a alguno o alguna de éstos santos y santas en sus parroquias. Al final, la Iglesia se pronunció indicando que los fieles podían seguir rindiendo veneración a los santos destituidos.
La vida de los santos y sus maneras de rendir culto a Dios y hacer el bien a los demás, se confunde muchas veces con la filosofía religiosa de la época, pero también con los llamados signos de los tiempos. Pues se puede decir que en cada siglo aparecieron hombres y mujeres que en muchos casos atendieron de acuerdo a sus carismas, lo que ellos entendieron como llamado de Dios.
Así en la Edad Media, siguiendo una tendencia vinculada al estoicismo y a la mística, aparecen los santos anacoretas o ermitaños que se retiraron a desiertos y cavernas, huyendo del mundo para llevar una vida de oración, penitencia y meditación en lo que se denominó el ascetismo. La mayoría de anacoretas estaban vinculados a los monasterios y por supuesto a la Iglesia católica local.
En el caso de los estilistas, aquellas personas vivieron en las cimas de altas columnas, como San Simeón que pasó treinta y siete años en aquel sitio tan estrecho, como parte de su sacrificio y vida de oración. Lo mismo hizo su discípulo San Daniel. A este tipo de santos se les califica hoy día casi de manera despectiva, como santos ingenuos.
Otra manifestación de santidad se dio en los místicos, que experimentaron la presencia inmediata de lo sagrado (de Dios) en la meditación y oración, llegando a situaciones de éxtasis o de señales especiales en su cuerpo. Entre los místicos aparecen en primera línea Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, San Francisco de Asís, San Juan Bosco y San Pío de Pietrelcina.
Otro rasgo importante de algunos santos fue su entrega en ayudar a los más pobres, a los huérfanos, a los enfermos, etc. en actos de verdadera obsesión y entrega sin límites.  Esta es tal vez una de las facetas más impresionantes de los santos en la Iglesia Católica de todos los tiempos. La lista de tales héroes y heroínas es interminable. Valga para el caso mencionar de manera rápida a:  San Francisco de Asís (1108-1226), San Jerónimo Emiliani (1486-1537), San Vicente de Paúl (1580-1660), San Juan Bosco (1815-1888), Santa Teresa de Calcuta (1910- 1997). Cada uno de ellos tuvo una vida admirable de entrega y ayuda a los más necesitados.
Otro de los casos más destacados, fue la vida del conocido como Padre Damián, hoy San Damián que fue denominado el apóstol y patrón de los leprosos. Este sacerdote de origen belga pidió ser enviado a la Isla Molokai, Hawai. Después de atender a los leprosos en un ambiente deprimente que él transformó en una comunidad de amor y de paz, contrajo la enfermedad y murió leproso en 1889.
Considero que este tipo de hombres y mujeres que pasaron haciendo el bien toda su vida, merecen si no veneración como lo entiende la tradición católica, al menos nuestro respeto y admiración.





POR FAVOR, CONTESTE LA PREGUNTA QUE SE FORMULA A CONTINUACIÓN. SU OPINIÓN ES MUY IMPORTANTE.