Bienvenidos/as

Gracias por compartir mi blog. Espero que encuentren acá, alguna información de su interés.

Datos personales

Mi foto
Soy profesor universitario. Trabajo por el desarrollo de Cabañas, un departamento de El Salvador, muy bello, pero también donde hay mucha pobreza, especialmente en lo educativo y cultural. Soy planificador educativo y trabajé por muchos años como director y coordinador de proyectos sociales. Me considero una persona con una visión amplia que trata de valorar lo positivo de cada quien.

lunes, 15 de septiembre de 2008

POR LOS SENDEROS DE CUSCATLÁN




CERROS DE CABAÑAS

(Fotos de Ramiro Velasco)
















EN EL MES DE LA PATRIA



Los diarios salvadoreños que en el fondo presentan más bien el sentir de las élites, como en casi todos los países, aparte de toda la propaganda comercial, aprovechando las celebraciones del mes de septiembre, no han podido menos que seguir mostrando noticias sobre la cruda realidad salvadoreña.

Lo que nunca falta son los hechos tremendos de una violencia desenfrenada que acusa con el dedo, un transfondo de injusticia social y de desorden en la que los grupos organizados están a la orden del día, no para construir sino para destruir; y peor aún, para atentar contra lo más sagrado que es la vida de la persona humana.

Pero también además del ambiente de violencia, se siente el efervescente manoseo politiquero, con el fin de mantener el poder político.

En ese contexto, parece que queda muy grande la camisa para celebrar con alegría y sinceridad el mes de la patria, aunque el “Comité Cívico Nacional” ilumine los cielos con juegos pirotécnicos; que los militares vuelen el espacio aéreo en aviones ruidosos, tiren salvas al aire y desfilen por las calles mostrando sus armas; y que los estudiantes y maestros casi obligados por decreto, marchen por las calles de las ciudades y pueblos…

Hasta el Partido de Gobierno como parte de su intensa propaganda de radio y televisión, ha sacado raja, al presentar a todo color, un suplemento de 16 páginas en los periódicos, dizque celebrando la independencia, para presentar junto a los próceres a su candidato a la Presidencia y a la Alcaldía de San Salvador.

Como lo explicaba en un programa de radio hace dos días, el pueblo casi en su totalidad, no logra captar qué es Patria y de qué independencia se habla.

Por el lado de la independencia, pareciera que cada vez nuestra nación lo es menos; pues cada vez se hipoteca más nuestra soberanía y autonomía política por parte de otras naciones poderosas, y nuestra autonomía económica, por acción de las Transnacionales.

Por otro lado, el concepto enmarañado de patria que se escucha en los discursos de hoy no está alejado del que Salarrué (Salvador Salazar Arrué, 1899-1975) denunciara el 21 de enero de 1932, en el contexto de los tristes acontecimientos de todos conocidos y en respuesta de sus detractores. Entonces escribió su Carta o Respuesta a los Patriotas de la que tuve conocimiento por mi Hija Ana Carolina, gran admiradora de este gran escritor y cuzcatleco de verdad. Cito pues unos párrafos de la Carta, (tomados del sitio http://elojodeadrian.blogspot.com):

…“Yo no tengo patria, yo no se que es patria: ¿A qué llamáis patria vosotros los hombres entendidos por prácticos? Se que entendéis por patria un conjunto de leyes, una maquinaria de administración, un parche en un mapa de colores chillones. Vosotros los prácticos llamáis a eso patria. Yo el iluso no tengo patria, no tengo patria pero tengo terruño (de tierra, cosa palpable). No tengo El Salvador (catorce secciones en un trozo de papel satinado); tengo Cuscatlán, una región del mundo y no una nación (cosa vaga). Yo amo a Cuscatlán. Mientras vosotros habláis de la Constitución, yo canto a la tierra y a la raza: La tierra que se esponja y fructifica, la raza de soñadores creadores que sin discutir labran el suelo, modelan la tinaja, tejen el perraje y abren el camino. Raza de artistas como yo, artista quiere decir hacedor, creador, modelador de formas (cosa práctica) y también comprendedor. La mayor parte de vosotros se dedica en su patriotismo a pelearse por si tienen o no derecho, por si es o no constitucional, por si será fulano o zutano, por si conviene un ismo u otro a la prosperidad de la nación. La prosperidad es para vosotros el tenerlo todo, menos la tierra en su sentido maternal…


Yo que paso en la tierra del ensueño, según vosotros, yo estoy más en el corazón de la tierra , arraigado de verdad y con raíces abajo y queriendo florear por arriba. Si la tierra de Cuscatlán se alzara un día personificada llamando a sus hijos, a mí, de los primeros me reconocería y no a los políticos y a los istas de esta cosa llamada patria. El Salvador y demás zarandejas que simbolizan con banderas y escudos y que señalan con fronteras imaginarias. No, no soy patriota ni quiero serlo; tengo mejor concepto de un guineo patriota que de un hombre patriota. A mí no me agarran ya con esas cosas respetables…

Si yo os invito a que vengáis a mi terruño, tendréis amplio campo donde correr y sudar; podréis untaros las manos en barro fresco y llenaros el pecho de aire puro. En esa vuestra patria yo sólo respiro odio, cobardía, incomprensión…

Sí, ¡qué diera por traeros a esta mi tierra! (Que no es hipotética, como la vuestra): cerros enmontañados, y llanos ondulantes en donde al salir el sol cantan los gallos, en dónde no hay artículo número tal, sino un árbol de grata sombra; en dónde no hay el inciso cuarto; sino el ojo de agua para la sed; en dónde la ley de tal cosa está representada por la lluvia, por la luna o por el viento.

Lírico, sí, es verdad; pero lírico sobre el polvo de la tierra y no prosaico e insípido sobre hediondos conceptos y rancias doctrinas. Lírico bajo el cielo azul, y no sórdido bajo la loza del ismo… (Hasta acá la cita del escritor)


Ahora 15 de septiembre, he escuchado el discurso del Presidente de la República que llama al diálogo y a la unidad, palabras que frente a los hechos se vuelven casi huecas…

Y al ver los desfiles estudiantiles, veo a colegios que hacen desfilar a estudiantes con uniformes militares y portando fusiles. Lo que demuestra una visión distorsionada por parte de algunos directores y docentes, y una pobre valoración de lo que es la sociedad civil. Y reflexiono: Cuánto nos falta para ser verdaderos patriotas.

Para terminar, quisiera rendir un sencillo homenaje al patriota Eduardo Cutumay (QDDG), salvadoreño de corazón, fundador del Grupo guerrillero Cutumay Camones y autor de la canción “Patria Chiquita Mía”. La canción fue escrita en el contexto del conflicto interno salvadoreño, pero me parece que sigue siendo vigente.

Para mí esta canción como otras, son las que están en línea con “lo nuestro”, con nuestra identidad, con nuestras costumbres y con nuestra aún “jodida” patria, que será de verdad grande cuando cambien de fondo muchas cosas.

¡Felicidades a todos y a todas, en el mes de la verdadera Patria que debiera ser Cuscatlán y lo nuestro!.

Les invito a escuchar esta sentida canción en el sitio siguiente:

http://es.youtube.com/watch?v=lR8hY2pKrzc



También les invito a contestar la pregunta de hoy en la parte derecha de esta página del blog.

Muchas gracias.