Bienvenidos/as

Gracias por compartir mi blog. Espero que encuentren acá, alguna información de su interés.

Datos personales

Mi foto
Soy profesor universitario. Trabajo por el desarrollo de Cabañas, un departamento de El Salvador, muy bello, pero también donde hay mucha pobreza, especialmente en lo educativo y cultural. Soy planificador educativo y trabajé por muchos años como director y coordinador de proyectos sociales. Me considero una persona con una visión amplia que trata de valorar lo positivo de cada quien.

jueves, 16 de enero de 2014

AÑO NUEVO, NUEVOS PROPÓSITOS Y ESPERANZAS


FLORES DE NUESTROS JARDINES


















 










Nuestro mundillo político

A ESCASAS DOS SEMANAS DE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES

Estamos a  casi a quince días para que se realicen las elecciones presidenciales en El Salvador y como se predice,  ningún candidato obtendrá la mayoría de votos, es decir más del 50% de los votos válidos. Por lo tanto, lo más seguro es que quedará pendiente una segunda vuelta electoral en la que ganará el candidato que obtenga el mayor número de votos.
En El Salvador, el ambiente electoral ha ido in crescendo desde el año anterior, con la proclamación de los candidatos tanto del partido opositor, Norman Quijano, como de Salvador Sánchez Cerén, del partido de gobierno. Tal evento se llevó a cabo en el último trimestre del 2012 por los dos principales partidos, ARENA y FMLN y en febrero de 2013, por el Movimiento de Unidad.
Sin embargo, la campaña tomó elevadas proporciones, a partir de octubre del 2013, cuando fue abierta de manera oficial por el Tribunal Supremo Electoral.
A estas alturas, como ya es tradición, la población ha tenido que soportar una campaña mediática tan intensa como otras del pasado. Pero en esta oportunidad, ha sido el FMLN el que ha contado con recursos interminables, tratando de ganar la voluntad de la población con el tema de la continuación de los cambios y su profundización y mostrando una imagen de niños buenos. 
A tal mensaje, se ha unido el Presidente Mauricio Funes que ha utilizado las cadenas televisivas y radiales, a través de su Programa “Conversando con el Presidente” para sacar la cara en forma mucho más contundente que el mismo candidato Salvador Sánchez Cerén, especialmente para atacar al Partido ARENA, principal opositor del  gobierno y del partido gobernante.
Se puede decir, que la figura del Presidente le ha hecho la mayor parte del trabajo sucio al FMLN con ataques casi permanentes al principal partido de oposición, ARENA. Quizás de esa manera el Presidente está correspondiendo (pagando) la oportunidad que le dio el partido para llegar a ocupar el cargo que ostenta, sin haber sido antes miembro nato del mismo.
El Presidente ha levantado el tema de la corrupción que ha tenido mucho impacto con la denuncia de casos concretos cometidos por los gobiernos de ARENA, pero también de malos manejos de la hacienda pública en casos relacionados con la energía y contratos gubernamentales que en su versión, ocasionaron grandes pérdidas para el Estado no sólo a nivel económico,  sino también en cuanto a la soberanía nacional.
A tal grado, los temas puestos en la escena pública por Don Mauricio Funes y sus spots publicitarios en plena  contienda electoral han impactado, que según algunas encuestas, ARENA puede estar a punto de perder las elecciones al menos en la primera vuelta;  pero no debido a la capacidad, arrastre y carisma del candidato del FMLN, sino por incidencia de las declaraciones permanentes del Presidente de la República y sus spots publicitarios que aunque él lo niegue, constituyen una campaña velada, cuando le quedan apenas tres meses de gobierno.
Se pueden imaginar los lectores, lo que hubiera sucedido en la coyuntura actual, si el FMLN hubiera llevado a un candidato más potable, como el Ex ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez. Seguramente que no se estaría pensando en el escenario de una segunda vuelta, pues un candidato así, hubiera atraído a una mayor parte de los denominados indecisos, que en su mayoría provienen de la clase media y de la población joven. Pero la decisión fue tomada de esa manera por la cúpula del partido que puede pagar caro la factura en una segunda vuelta. En dicho caso, y ya solos los dos partidos tradicionalmente más fuertes como pronostican varias encuestas y analistas, la balanza se puede inclinar a favor de ARENA, pues en ese momento aparecerá más claramente la figura personal de los dos candidatos en contienda.
En otras palabras, el FMLN puede ganar con un mayor número de votos en la primera vuelta, pero puede perder las elecciones en la segunda, debido a la debilidad de su candidato que no conecta con la gente, que ha mostrado muy poco en las entrevistas cuando las ha tenido, como fue el  caso del reciente “debate” preparado por el TSE y ASDER.
Y esto es válido también para los candidatos a la Vice presidencia Oscar Ortíz del FMLN y René Portillo Cuadra de ARENA. De ahí la negativa del Frente, de llevar a cabo un debate entre los vicepresidentes que venía siendo preparado por varias universidades, el TSE y los partidos políticos desde hace un año. En tal debate, ya consensuado por todas las partes, ha declinado participar a última hora, el candidato Oscar Ortiz.
En cuanto al candidato Antonio Saca, desde mi punto de vista, considero que las denuncias del Presidente Funes sobre las acciones del partido ARENA, han incidido también sobre el Ex presidente, líder del Movimiento de Unidad, pues él también fue Presidente del Partido ARENA  y formó parte de los Presidentes de la República de aquel partido, a quienes se les achaca serios actos de corrupción, malos manejos de la hacienda pública y todo el proceso privatizador de los bienes del estado. De ahí, probablemente la baja en las preferencias electorales en los últimos meses para el Ex presidente Antonio Saca, de acuerdo a varias encuestas y también para el Doctor Norman Quijano, que comenzó repuntando las encuestas hace un año.
Por lo anterior, el escenario más probable es una segunda vuelta electoral en la que como lo señalamos en otro escrito, la contienda se volverá más tensa entre los dos partidos más fuertes y en la que saldrá a flote lo bueno, lo malo y lo feo de la política partidaria nuestra.
Pero no es la primera vez que el pueblo salvadoreño da sorpresas  a la hora de votar. Y hay temas muy sensibles que pueden definir en mi opinión, la mayoría de votos en la segunda vuelta. Uno es el de la búsqueda de la estabilidad en el status quo. La gente salvadoreña por naturaleza emprendedora y un tanto conservadora, lo que anhela es la tranquilidad y seguridad en el ambiente.  Y para muchos, se trata en el fondo de la seguridad en el estado de derecho, pero también en el mantenimiento del sistema político y económico vigente.
El pueblo lo dice en frases muy contundentes: “ Si no trabajo, no como”; “No creo en los políticos, ni en la política”;  etc. Las mejores propuestas frente a tal actitud de la población, serán las que definirán el resultado final de las próximas elecciones.









Hablemos y practiquemos la futurología

EL SALVADOR DE HOY Y EL DE HACE SESENTA Y SIETE AÑOS

Han pasado tres generaciones desde que inició el siglo XXI y hoy en el 2080, El Salvador es bastante distinto al de aquellos años.
La población en la actualidad es de aproximadamente 10 millones de personas, mientras que en el 2013 era de unos 6 millones doscientos mil habitantes.
En términos poblacionales, la proporción de la población que para el 2013 era de aproximadamente de un 48 % de hombres contra un 52% de mujeres, muestra para el 2080 una mayor equiparación, alcanzando un 49 % para los hombres y un 51% para las mujeres. Esto debido a los cambios en la menor mortalidad y migración de los hombres.
La tasa de mortalidad infantil que era de 18 niños por mil aproximadamente en el 2013, ahora se ha reducido a 5 niños por cada mil nacidos. Sin embargo, debe señalarse que el crecimiento poblacional se ha visto también reducido, debido a la mayor conciencia de la población en la planificación familiar. Ahora lo normal es un hijo por familia en la zona urbana y 2 en la zona suburbana.
La esperanza de vida al nacer que era de  67  años para los hombres y de 76 años para las mujeres en el 2013, es ahora de 77 años para los hombres y de 80 años para las mujeres. Lo que indica a la vez, un elevado crecimiento de la población mayor de 60 años. Esto debido a la mejora en los servicios de atención médica disponibles.
En general, la población tiene un elevado nivel educativo si se compara con lo que sucedía en el 2013. Ahora, la población posee en un 80 % un título de educación media, tecnológica o universitaria y el nivel de empleo es muy elevado, gracias a la integración centroamericana y de algunos países del Caribe como se menciona más adelante.
Contrario a lo que ocurría en el año de referencia 2013, ha desaparecido la ruralidad en El Salvador. Entendida ésta como la dispersión de la población en áreas alejadas de las mayores concentraciones de población, con servicios muy limitados y con bajos niveles de conectividad.
Ahora se puede decir, que es mínima la diferencia en servicios de atención pública que recibe una persona residente en lo suburbano, tanto respecto a los servicios esenciales como agua potable, luz, centros de atención médica, centros educativos básicos y medios, centros de recreación, supermercados, medios de transporte, etc.
En este último sentido, el metro metropolitano y los trenes interconectan a las cinco zonas del país, la Occidental, la Central, la Oriental, la Norte y la Costera.
Los centros industriales de mayor desarrollo están ubicados en la zona costera, justamente donde se encuentra un moderno aeropuerto internacional  y los dos principales puertos marítimos.
La zona norte, se puede decir que constituye la principal concentración de viviendas de la población, después de los terremotos ocurridos en los últimos decenios en la zona central y costera. Esta zona está interconectada por la Carretera Longitudinal que cuenta con varios carriles y por la línea del tren que conecta al Puerto de la Unión con otros puertos de Honduras y Guatemala.
A pesar del incremento en la densidad de la población salvadoreña por kilómetro cuadrado, en este año 2080, existe un elevado nivel de productividad, al aprovecharse de mejor manera los recursos marinos; lo que en el año 2013 era casi insignificante.
Otro elemento que ha contribuido a la menor presión sobre la tierra han sido las adecuadas políticas integracionistas de los países centroamericanos y caribeños. La Unión Económica de Centro América y el Caribe (UECAC) está conformada por: Panamá, Costa  Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, Belice, Cuba, Jamaica, Haití y República Dominicana.  Tal unión que ha tenido un avance significativo desde el año 2050,  ha propiciado la libre movilización de los factores productivos, tanto en capital, bienes y servicios, trabajo y personas  y una moneda común única, el dólar centro americano y caribeño ($CC)
Las lenguas oficiales, de la Unión son el español, el inglés y el francés.
A nivel político los cambios no tienen comparación con lo que ocurría en el 2013. Ahora, se eligen diputados al Parlamento de El Salvador, por las zonas geográficas ya mencionadas, la Occidental, la Central, la Oriental, la Norte y la Costera.
Las Alcaldías Mayores, corresponden en buena medida a los antiguos catorce departamentos que existían en aquellos tiempos; y los Distritos disponen de gobiernos locales para poblaciones de cincuenta a cien mil habitantes que son cogobernados por Concejos Municipales plurales, es decir, con representación de los principales partidos con mayor votación en las elecciones.  Tanto los Alcaldes Mayores como los de Distrito son electos para un período de cinco años.
En cada zona geográfica existe un Gobernador que representa al Poder Ejecutivo y que dispone de su propio presupuesto para atender los programas sociales y de inversión.
El número de diputados del Parlamento Nacional es de 100, diez por cada zona geográfica. Además se eligen diputados nacionales para el Parlamento de la Unión Económica de Centro América y el Caribe en la que participan cinco diputados de El Salvador, uno por cada zona geográfica.
El Jefe de Estado, el Presidente de la República  es elegido por voto directo de la población y su mandato dura cinco años. Los diputados del Parlamento Nacional y los del Parlamento de la Unión son elegidos también por voto directo y duran en sus cargos cinco años.
Entre las costumbres de la población, se mantienen tradiciones como la elaboración de platillos típicos como las pupusas y el atol de elote, que vienen desde finales del siglo XIX. Tanto la harina de maíz como los frijoles son parte de la dieta básica salvadoreña.
En el campo religioso los cambios han sido bastante grandes, pues la Iglesia Evangélica conformada por muchas denominaciones de tradición norteamericana, ocupa el primer lugar, desplazando con mucho a la Iglesia Católica.
Las lenguas oficiales en El Salvador son el español y el inglés y la población las habla indistintamente. También el chino es una lengua muy importante y se utiliza especialmente en el ámbito comercial.
En cuanto a las celebraciones, a la gente le gusta mucho ver la pólvora y los cohetes de luces en sus celebraciones locales, pero especialmente en las fiestas de fin de año. Tales artefactos se revientan en parques o lugares abiertos y en los que se cuenta con elevados niveles de seguridad para la población.
Existen muchos sitios turísticos en las faldas de los volcanes, en los lagos y sobre todo en la costa salvadoreña. Todos estos sitios están comunicados por un buen sistema de transporte que es muy eficiente.
También destaca el uso de la energía geotérmica, solar y eólica, tanto para efectos industriales como para el uso doméstico.
Se puede decir que El Salvador de hoy es un país pequeño, bastante tranquilo, muy acogedor y progresista.










Cosas negativas que corregir en El Salvador

LA PÓLVORA EN LAS FIESTAS DE FIN DE AÑO

La compra y venta de pólvora y el uso indiscriminado por niños y adultos y la consecuente racha de quemados es un problema recurrente en un país atrasado como El Salvador.
De este tema ya nos hemos ocupado en otras ocasiones y hemos hecho ver lo perversa que resulta esta tradición para la vida de la gente que manipula diversos artefactos peligrosos como: morteros, cohetes, bombas y hasta las aparentemente inocentes estrellitas.
A pesar de las campañas del Ministerio de Salud, de algunas ONGs y de varios medios de comunicación, el número de personas que sufren quemaduras por tal práctica sigue siendo importante. Según cifras oficiales de Salud, reportadas por la Prensa Gráfica, sólo del 1 de noviembre de 2013 al 1 de enero de 2014, hubo un total de 162 personas que resultaron con quemaduras. Esta cantidad, por suerte, fue menor en un 18% a la registrada en el año 2012.
Otro dato interesante del reporte oficial es que el rango de edad con mayor número de personas quemadas fue el de los 18 a los 59 años de edad. Lo que revela un poco más de conciencia en el fin del año, para no dejar que los menores manipularan dichos artefactos y un mayor grado de vigilancia por parte de los adultos.
Los Departamentos con mayor número de personas quemadas, según el reporte de Salud, fueron: San Salvador, Santa Ana, Cabañas y La Libertad.
Sin embargo, el dato de Protección Civil reportado por la misma fuente, señala 134 quemados de los cuales 78 fueron niños y niñas y 56 adultos.
Los números anteriores, son tremendamente serios pues repercuten directamente en la vida y salud de las personas y además representan gastos para el sistema de salud en atención médica, hospitalización, medicamentos, etc. Por lo que debieran de preocupar a las autoridades, especialmente a los y las diputados de la Asamblea Legislativa que tienen la responsabilidad de emitir una ley que limite, de una vez por todas, la elaboración y comercialización de tales artefactos y su uso.  
De este tema se viene hablando desde hace varios años por parte de las autoridades de los Ministerios de Gobernación y de Salud, pero no ha pasado de ser sólo una aspiración.
Un proyecto de ley sobre la pirotecnia, se encuentra en la Comisión de Defensa de la Asamblea Legislativa desde el año anterior, sin que se vean resultados concretos para su discusión y rápida aprobación.
Uno de los argumentos en contra de la aprobación de la nueva ley ha sido, que prohibir el uso de pólvora dejaría a mucha gente sin trabajo y sin ingresos. En otras palabras, ha tenido más peso el criterio del mercado que la cantidad de personas lesionadas y hasta muertas por la elaboración de pirotécnicos y su uso indiscriminado.
Otro argumento que aflora frecuentemente, es que el reventar artefactos pirotécnicos es algo cultural que difícilmente se podrá cambiar de un día para otro, si no va acompañado de otras medidas de tipo educativo y sobre todo, de oportunidades de inversión y de trabajo en otros rubros de la economía.
Los justificativos anteriores para no aprobar una ley, no dejan de ser ciertos y deben tomarse en cuenta en el análisis y la discusión urgente de este tema, por lo que el énfasis de una nueva ley debiera centrarse en la erradicación de productos que siguen siendo peligrosos, tanto en su producción sobre todo artesanal como en su comercialización y uso. Lo que para ser realistas,  podría dar paso a la permisión y uso de productos alternativos como luces de colores y otros productos similares, pero dejando su manipulación en manos de personas adultas, bajo determinadas circunstancias y condiciones.
La normativa que debiera ser aprobada lo antes posible, debiera contener una prohibición expresa para que los niños adquieran y manipulen cualquier tipo de artefactos pirotécnicos y para que la venta de pólvora alternativa, se haga en los lugares más seguros y por personas mayores.
Ojalá que la nueva ley limite al máximo las lesiones y muertes causados por el uso de la pólvora y que la manipulación hecha por menores de edad sea parte de una tradición que se quede sólo para la historia.