Bienvenidos/as

Gracias por compartir mi blog. Espero que encuentren acá, alguna información de su interés.

Datos personales

Mi foto
Soy profesor universitario. Trabajo por el desarrollo de Cabañas, un departamento de El Salvador, muy bello, pero también donde hay mucha pobreza, especialmente en lo educativo y cultural. Soy planificador educativo y trabajé por muchos años como director y coordinador de proyectos sociales. Me considero una persona con una visión amplia que trata de valorar lo positivo de cada quien.

sábado, 29 de diciembre de 2012

FELICES PASCUAS DE NAVIDAD Y FELIZ 2013





Pascuas de nuestros campos










Arbolito de navidad 












UNA MIRADA A LAS POLÍTICAS PÚBLICAS DEL GOBIERNO ACTUAL Y SU INCIDENCIA EN LA CLASE MEDIA

Las políticas públicas que son las decisiones que toman los gobernantes,   llevan siempre el sello de la ideología del gobierno de turno.

Así el gobierno socialista de Lenin estableció la Nueva Política Económica (NEP), como un paso progresivo para modernizar la economía agraria rusa manteniendo la participación del sector privado junto al público, en una economía de guerra (1921-1925). Stalin profundizó la nacionalización de la economía con la colectivización de la agricultura y planes agresivos de industrialización. A nivel político, ambos gobiernos orientaron sus decisiones hacia tremendos desafueros, en un marco de totalitarismo y represión.

El gobierno nazi de Adolfo Hitler, siguiendo una ideología racista, utilizó en el campo político, una política de terrorismo de estado contra los judíos, los socialistas y otros grupos minoritarios como los gitanos, negros, etc. llegando a cometer los mayores desmanes de los que tenga conocimiento la humanidad.

En El Salvador, desde mediados del siglo XIX hasta 1979, las decisiones políticas  en el campo económico, estuvieron orientadas hacia los intereses, primero de la oligarquía agraria y después de la oligarquía agraria, bancaria e industrial.

Pero con la Segunda Junta Revolucionaria de Gobierno (1980) conformada por Jaime Abdul Gutiérrez, Adolfo Arnoldo Majano, Antonio Morales Erlich, José Ramón Ávalos y la Tercera Junta Revolucionaria de Gobierno conformada por José Napoleón Duarte, Jaime Abdul Gutiérrez, Antonio Morales Erlich y José Ramón Ávalos ((1980-1982) se llevaron a cabo las políticas de reforma agraria, de nacionalización de la banca y del comercio exterior como un duro golpe contra la oligarquía, (aunque la reforma agraria afectó también a medianos y pequeños propietarios de parcelas agrícolas).

El gobierno constitucional dirigido por José Napoleón Duarte de 1984 a 1989, otorgó prioridad a la lucha armada en contra de los sectores insurgentes y al sostenimiento de una economía de guerra.

Al ganar las elecciones presidenciales el Partido ARENA en 1989 y mantener la dirección del gobierno por veinte años, las políticas públicas fueron de corte netamente liberal, reduciendo el estado a su mínima expresión y favoreciendo en el campo económico a la clase adinerada y empresarial con la privatización de la banca y la venta de activos del estado, aunque en el período 2004- 2009 se introdujeron algunas políticas asistencialistas mediante varios subsidios para apoyar a la población pobre.

El actual gobierno y por supuesto el FMLN como partido en el gobierno,

ha mantenido el enfoque de las políticas económicas tradicionales, pero de acuerdo al mensaje oficial ha dado énfasis a la política social, con acciones o proyectos dirigidos a los grupos más necesitados y pobres. 

El Presidente Mauricio Funes, aprovecha cualquier ocasión para presentarse como seguidor de Monseñor Oscar Arnulfo Romero y su opción preferencial por los pobres y justifica de esa manera, algunas acciones dirigidas a grupos poblacionales de más escasos recursos económicos.

Entre las acciones o proyectos de atención social, se menciona: el reparto gratuito de uniformes escolares, de calzado y de paquetes escolares a los estudiantes de Educación Parvularia y Básica y el “vaso de leche”.

Sin embargo, debe decirse que la canasta escolar (constituida por materiales y libros de texto gratuitos) para estudiantes de Educación Parvularia y Básica del sector público, no es algo nuevo, pues fueron creados en 1992 con el Proyecto SABE financiado con una donación millonaria otorgada por la USAID y con el Programa EDUCO que inició con un Préstamo del Banco Mundial y del BID. Ambos programas pasaron a ser costeados a partir de 1994 con los fondos ordinarios del presupuesto nacional de Educación, a fin de asegurar su sostenibilidad en el tiempo.

El vaso de leche, se inició en los años cincuenta con apoyo de la Alianza para el Progreso (USAID) y el refrigerio escolar para las escuelas públicas rurales inició desde 1980 con millonarias donaciones del Programa Mundial de Alimentos y recursos de contrapartida del gobierno.

Los subsidios a la electricidad, al agua, al gas licuado, al transporte público y la excepción de cuotas escolares en los bachillerato públicos, fueron introducidos por los gobiernos de ARENA y apenas han sufrido algunas modificaciones en la gestión actual de gobierno.

Otro proyecto de apoyo a la gente de escasos recursos, propiciado por el Gobierno del Presidente Funes es el “Bono para las personas de la Tercera Edad”  ubicada en los municipio de mayor pobreza (Pensión Vitalicia).

La pregunta clave sobre tales dotaciones gratuitas del gobierno actual, que comenzaron con base a préstamos o donaciones extranjeras, es si han sido absorbidas por el presupuesto general de la nación, con el fin de que sean sostenibles en el tiempo. De lo contrario, se corre el riesgo de que con un cambio de gobierno, tales programas se den por terminados, y de nuevo,  sean utilizados como bandera para la publicidad gubernamental.

Al hacer un análisis frío sobre varias de las medidas económicas implementadas por el gobierno actual del Presidente Funes y del FMLN, se constata el establecimiento de impuestos indirectos que paga la población adinerada,  y que resultan muy onerosos para la clase media.

El Presidente Funes y el FMLN deben de recordar que fue con el voto decisivo del segmento de la clase media que ganaron las elecciones del 2009.

La clase media se puede considerar que está constituida por personas con alguna solvencia económica como: profesionales, empleados de mayor categoría, medianos y pequeños empresarios, comerciantes, campesinos dueños de algunas propiedades productivas, etc. que son importantes piezas de la actividad económica.

Mientras la clase alta (dueños de elevado capital, propiedades y empresas)  y la clase baja (obreros, campesinos, desmovilizados, etc) disponen para su defensa de organizaciones, gremiales y sindicatos y hasta partidos políticos que velan por sus intereses, la clase media está totalmente desorganizada.

De ahí que la clase media casi nunca aparece favorecida por las políticas públicas. Al contrario, desde los años ochenta, ha sido un segmento de la población que debe pagar impuestos onerosos,  disfrazados de contribuciones a la utilidad pública.

Una de las modalidades utilizadas para aplicar tales impuestos ha sido el pago obligado  con cargo a las  gasolinas y el diesel. Por cada galón de combustible, un propietario de un vehículo paga: Impuesto para subsidio de buseros ($0.10 por galón),  Impuesto al Gas Licuado ($ 0.159 por cada galón), Impuesto al FOVIAL ($ 0.20 por galón) más IVA, Impuesto de Estabilización y Fomento Económico (FEFE) ($0.18 por galón) que se suprimió en el 2011 pero fue reactivado en el 2012.

Debe considerarse que entre más elevado es el precio del galón de combustible el fisco percibe mayor cantidad de fondos en concepto de impuestos.

En el 2012 se ha elevado también el costo de las matrículas de vehículos de toda clase, de las multas y  se ha aprobado un impuesto de seguro obligatorio de vehículos.

Y para el 2013, se habla de nuevas decisiones de política económica como: el Impuesto a las transferencias financieras y cheques (25 % por cada transacción) y la eliminación de contratos a personas jubiladas del sector público que siguen en sus trabajos debido a las bajas pensiones que se les otorgaría de jubilarse y cuyas plazas seguramente servirán para colocar a personas afines a determinado clientelismo político.

Todas esas decisiones políticas son una carga ya insoportable para la clase media.

Sin embargo, debe decirse que el segmento de la clase media es uno de los sectores más informados y con mayor nivel educativo y cuyo voto constituye la mayor parte de los llamados “indecisos” que al final son los que deciden las elecciones. Por lo que no sería remoto que este estrato de la población decida no apoyar al partido de gobierno en las elecciones del 2014. Pues las elecciones no sólo sirven para elegir a nuevos funcionarios públicos, sino para premiar o castigar al partido de turno en el gobierno por sus decisiones.







Y PIENSO EN TÍ

Cuando admiro el blanco
de las bellas gemelas
y el amarillo intenso de los lirios,
me da siempre por  pensar en ti.

Al mirar la nubes casi desgarradas
por los traviesos vientos
y el azul intenso con que se viste el cielo,
otra vez vuelvo a pensar en ti.

Al alzar la vista hacia los cercados
tejidos con el verde de los copalchíes
que trepan tan alto sobre la montaña,
termino de nuevo por pensar en ti.

Al oír cercano  el incesante canto
de los torogoces
y buscar su rastro en las arboledas,
acabo también por pensar en ti.

Al abrir la  ventana por la mañana
y ver a lo lejos entre la neblina
el humo incesante de la humilde casita,
seguro que vuelvo a pensar en ti.

En mis correrías por la carretera,
al alzar la vista hacia  las  montañas
y verlas tan azules  por la lejanía,
sé que es el momento para  pensar en ti.

Y cuando en las noches veo al infinito
que luce colmado de tantas estrellas
y me siento huésped de un mundo pequeño
entonces,  no dejo de pensar en ti.


Ramiro Velasco, diciembre de 2012






POR FAVOR, CONTESTE LA PREGUNTA QUE SE FORMULA A CONTINUACIÓN. SU OPINIÓN ES MUY IMPORTANTE.